ENVIOS GRATIS A TODO URUGUAY CON COMPRAS MAYORES A $2500
Unite / Iniciar sesión
search
Comunidad MOM
Planificar un destete respetuoso

Muchas veces soñé con el destete, muchas otras rogué que esta lactancia no se terminara. Hubo días de agotamiento y otros de mucho disfrute... y así en un proceso muy lento y respetuoso nuestra lactancia llego a su fin después de 2 años y 8 meses.

 


Mi experiencia:

Esta era mi segunda lactancia (la primera duró 1 año). En esta segunda oportunidad, me sentía muchísimo más preparada e informada, de hecho cuando nació Emi (mi segunda hija) me encontraba cursando la formación de Asesora en Lactancia. Desde los inicios, fue de muchísimo disfrute y todo fluyó naturalmente, cosa que no me había sucedido en la primera que me había costado mucho los primeros meses.


Cuando Emi cumplió 2 años yo ya me empecé a plantear un destete, pero realmente se me hacía difícil en el contexto de pandemia y además recién nos habíamos mudado, así que no quería sumar otro cambio más.


Intenté comenzar con algunos acuerdos con ella, por ejemplo “teta solo en casa” o algunas veces que me pedía intentaba distraerla con otra cosa: a veces resultaba y a veces no. Ya estos últimos meses veníamos haciendo 2, máximo 3 tomas por día y por suerte en las noches Emi ya dormía de corrido. De a poco fui sacando tomas y dejé solamente la toma previa a la noche que era la que ella más necesitaba porque se dormía con la teta, y de día cuando me pedía, buscaba alguna distracción o sino, si realmente no podía evitarlo le decía que si pero solamente pocos minutos. 


El siguiente paso fue intentar que no se quedara dormida en la teta, sino darle unos minutos y después llevarla a su cama.Obviamente esto suena fácil pero créanme que no lo fue.Fueron varios meses de negociar, algunas noches funcionaba mejor, otras tenía que ceder porque el cansancio de ambas podía más. Fue un proceso largo con idas y vueltas. De pronto pasaban 3 días sin que tomara teta y me volvía a pedir… pero cada vez era menos frecuente hasta que un día simplemente no pidió más y las dos aceptamos que la lactancia había llegado a su fin.


Tal vez relatando esto,parezca sencillo o fácil de poner en práctica. No fue tan fácil y obviamente involucró mucha paciencia y un gran apoyo de mi esposo también.

 

Durante estos 2 años y 8 meses muchas veces me preguntaron: ¿Le seguís dando teta? ¿No es grande ya para seguir tomando teta? O hasta comentarios de algunos con más confianza: me parece que ya está de teta, ¿no? 

 

Entiendo que la lactancia (como todo) es algo cultural. Y en nuestra cultura aún se horrorizan por ver a una niña de 2 años tomando teta, pero no se horrorizan por ver niños de 2 años tomando coca-cola de una mamadera. 

Tenemos que cambiar la mirada. Primero entender que la lactancia le pertenece a esa mamá y ese bebé (a nadie más) entonces no se puede opinar tan ligeramente. Segundo entender que la leche materna ES el mejor alimento para un bebé y también va más allá del aporte nutricional.


Y también entender que ninguna mujer es mejor o peor madre por dar o no dar la teta, o por la duración de su lactancia.
 

Planificar un destete

Cuando queremos empezar a planificar un destete respetuoso, aparecen sentimientos encontrados. Es importante tomar la decisión realmente convencidas de que es lo que deseamos.

Algunos consejos para este momento:

  • No ofrecer, no negar: sé que esto no es tan fácil. A veces muchas madres piensan que ellas nunca ofrecen, pero cuando empiezan a pensar realmente en las tomas en el día se dan cuenta que muchas veces darle la teta es lo más fácil, para la siesta, o cuando se lastimó, cuando está cansado, etc. Entonces hay que ser consciente de esos momentos e intentar resolver esas situaciones de otra forma respetuosa: muchos mimos,abrazos y paciencia.
  • Ir reduciendo la cantidad de tomas al día,sacando de a una y dejando para el final las tomas más fundamentales para el bebé/niño.
  • Si son niños más “grandes” se pueden lograr acuerdos, por ejemplo: teta antes o después de alguna actividad del día para que el niño sepa y entienda cuando será y que no va a ser en cualquier momento. Pero ojo, si vos dijiste teta después de bañarse, por más que tu hijo no venga a pedírtelo en ese momento o esté distraído con otra cosa, anda a darle teta igual. Cumplir nuestra palabra es fundamental en estos acuerdos, porque les da seguridad a ellos.
  • Evitá lugares que se asocien directamente a la teta, por ejemplo algún sillón o cama que siempre sea el lugar donde amamantas.Si te sentas ahí con tu bebé es probable que el/ella lo asocie a la teta y te pida.
  • Se puede hacer algún ritual tipo despedida de la teta. También hay algunas lecturas que están buenas para poner en palabras como se puede sentir el niño.
  • En lo posible no inicies un destete junto con otros cambios, por ejemplo la llegada de otro bebe, mudanza, comienzo del jardín, etc.
  • Consultar con una asesora en lactancia siempre será una buena opción, para pensar juntas la mejor forma de planificar el destete. También debes tener en cuenta que en algunas ocasiones podes necesitar extraerte algo de leche para que no se congestionen las mamas.

El destete es un proceso, no es de un día para el otro. Entender esto es clave, ya que como todo proceso tendrá sus momentos y posibles retrocesos y todo esto es parte del camino.

Tenes alguna pregunta? Podes escribirnos y te contestamos! También te invitamos a compartir este artículo con alguna otra mamá que creas que pueda servirle!



  
×
Aceptar
×
Seguir comprando
Ver carrito
0 item(s) agregado tu carrito
MUTMA
Continuar
CHECKOUT
×
Se va a agregar 1 ítem a tu carrito
¿Es para un colectivo?
No
Aceptar